Ansiedad


Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad con frecuencia tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias. Estos sentimientos de ansiedad y pánico interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar, son desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden durar un largo tiempo. Algunos ejemplos del trastorno de ansiedad son: trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad social (fobia social), fobias específicas y trastorno de ansiedad por separación. Puedes tener más de un trastorno de ansiedad. 

Pero, químicamente qué es la ansiedad? Lo que ocurre es que comienza a cambiar la química del cuerpo ante la situación externa que generó la ansiedad, dando lugar a la química de la ansiedad. Dentro del sistema nervioso simpático, se produce la activación del eje hipotalámico-hipofisario adrenal con la consiguiente liberación de ACTH —la hormona adrenocorticotropa—. La liberación al cuerpo de esta hormona está regulada por el hipotálamo, región que interviene en la regulación de la alimentación, la ingesta de líquidos, el apareamiento y la agresión, dando lugar a numerosos cambios que desde fuera no se notan: la tasa cardíaca se ve incrementada para facilitar el bombeo de sangre, y que se distribuya más rápidamente el oxígeno por el organismo. Esto es muy característico de la ansiedad, e incluso es uno de los resultados de este proceso que más se trata de trabajar. 

¿Qué es?​​

Punto.png


Opresión en el pecho

Punto.png


Náuseas o molestias abdominales

Punto.png


Sudoración o Escalofríos

Punto.png


Sensación de tensión

Punto.png


Problemas Gastrointestinales

¿Qué síntomas presenta?​​


Miedo o pánico

Punto.png
Punto.png
Punto.png


Mareos, o incluso desmayos

Punto.png

Palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca (taquicardia)

Sensación de ahogo con respiración rápida

Punto.png


Temblores

Punto.png

Sensación de irrealidad

Punto.png


Problemas para conciliar el sueño

Punto.png

Sensación de debilidad o cansancio


Dificultades para controlar las preocupaciones

Punto.png

Dificultad para concentrarse 

Punto.png

Efectividad del Tratamiento


El Tratamiento mediante EMT en el caso de pacientes con Ansiedad tiene una alta efectividad en cuanto al alivio de los síntomas. Aunque existen intervenciones psicoterapéuticas y psicofarmacológicas efectivas, un considerable número de pacientes no responde a intervenciones estándar. Dado que la EMT es capaz de modular la excitabilidad cortical de forma local y no invasiva, es un tratamiento alternativo en trastornos de ansiedad. 

EMT contra la ansiedad. ¿Qué resultados puedo esperar?

(una opción segura con base científica)

La EMT es un tratamiento no invasivos donde, mediante la colocación de un dispositivo que genera un campo magnético sobre la cabeza, ayuda a aliviar los síntomas de la ansiedad al activar partes del cerebro que han sido identificadas como de menor rendimiento al esperado en personas ansiosas. El trastorno de ansiedad generalizada está caracterizado por una preocupación excesiva y persistente, así como déficits en la regulación e identificación de experiencias emocionales. La EMT (1 Hz; 30 sesiones) aplicada en la CPFDL derecha es capaz de mejorar los síntomas del trastorno, pudiendo provocar una modificación de la excitabilidad neural en el lugar de aplicación. Empleando el mismo protocolo, también se han encontrado mejoras en la regulación emocional tanto post tratamiento como en un seguimiento de 3 meses. Además, parámetros de estimulación diferentes a los indicados (20 Hz; 25 sesiones) aplicados en la CPFDL derecha, mostraron una reducción de los síntomas de ansiedad evaluados mediante la escala de ansiedad de Hamilton (HARS) en más del 50% de la puntuación total.

Servicio disponible en el Piso 7 de Meyer Lab


Teniente Coronel Irrazabal 310 esquina Mariscal Estigarribia, Asunción Paraguay