Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)


El Trastorno Obsesivo Compulsivo es un desorden crónico de ansiedad caracterizado por un patrón de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) que provocan comportamientos repetitivos, que interfieren en las actividades cotidianas y causan un gran sufrimiento emocional. Es una de las 5 enfermedades psiquiátricas más frecuentes. Suele empezar a manifestarse durante la infancia o la adolescencia. Su evolución suele ser progresiva, aunque puede aparecer también de forma repentina por estrés o ante un acontecimiento concreto que actúa como desencadenante.

¿Qué es?​​

Punto.png


Intolerancia a la Incertidumbre

¿Qué síntomas presenta?​​

Punto.png


Sobreestimación de la amenaza

Punto.png

Perfeccionismo

Punto.png


Responsabilidad excesiva

Punto.png


Creencias sobre la importancia

de los pensamientos

Punto.png

La Importancia de Controlar los Propios Pensamientos


Hay muchos otros síntomas que dependen de cada paciente. Algunos ejemplos de conductas obsesivas y sus compulsiones son: obsesión con la limpieza que genera limpieza constante y excesiva; necesidad de simetría u orden preciso, que genera un ordenamiento y balanceo estricto; preocupación de deshacerse de algo de valor, lo que genera acaparamiento de objetos innecesarios de forma compulsiva.

Efectividad del Tratamiento

Los últimos avances en neurociencia han permitido conocer mejor la neurobiología del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y, de esta forma, plantear nuevos tratamientos, como la estimulación magnética transcraneal (EMT), que, al inducir cambios funcionales en la actividad cerebral a nivel cortical, se propone como una alternativa válida para el tratamiento de pacientes con TOC refractario a otros tratamientos previos, evitando de esta forma la neurocirugía.

EMT contra el TOC. ¿Qué resultados puedo esperar?

(una opción segura con base científica)

La Estimulación Magnética Transcraneal está aprobada por la FDA para el tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo, ya que ha demostrado su potencial para aliviar muchos de los síntomas de esta patología, siendo una alternativa para los pacientes con TOC que no han respondido a los tratamientos tradicionales. En el trastorno obsesivo compulsivo se ha notado una hiperactividad del circuito que involucra la corteza orbitofrontal y los ganglios basales y se ha visto que el estímulo inhibitorio en dicha área conlleva a una disminución de la sintomatología.

Servicio disponible en el Piso 7 de Meyer Lab


Teniente Coronel Irrazabal 310 esquina Mariscal Estigarribia, Asunción Paraguay